5 de febrero de 2013

El ciego y el sol

Un hombre, ciego de nacimiento, quiso saber qué aspecto tenía el sol, y pidió que se lo describieran.



El ciego y el sol
El ciego y el sol

- El sol es como este disco de bronce – le explicó alguien golpeando un gong.

Pasado un tiempo, el ciego oyó sonar una campana y creyó que ese sonido provenía del sol.

Otro le dijo:

- El sol brilla como un cirio.

El ciego cogió el cirio entre sus manos y estudió su forma.

Un día, cogió una flauta y creyó que tomaba el sol.

Muchas son las diferencias entre una campana, una flauta y el sol, pero el ciego no podía saberlas, pues había adquirido sus conocimientos por las palabras de otros.

Recopilación de Ensayos de Su Shi


5 comentarios:

  1. El único consuelo que le queda al ciego es saber que los otros sentidos los tiene mucho más agudizados que el resto de las personas.
    Y también que pueden vender el cupón.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Lo que creo es que uno debe tener una opinión, incluso sin haber visto...Y luego comparar.

    Tengo una paciente ciega en la consulta, que es muy sagaz...Seguro que sabe como es el sol.

    Saludos Carolus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No has mas ciego que le que no quiere ver, dice un refrán.

      Saludos, Manuel

      Eliminar
  3. Dios regaló un don para cada quien y hay saber aprovecharlo, existimos personas que no sabemos valor ni parovechar lo que tenemos. Disfrutemos la vida durante el paso por linda tierra porque algún día nos tenemos que ir y sin saber cuando será apesar que vemos todas las cosas.

    ResponderEliminar