24 de agosto de 2017

Conseguir la serenidad en la vida

¿Cómo conseguir esta bendita serenidad? Te voy a dar siete pasos para conseguir la serenidad, que puedes usar en cualquier momento.


¿Qué es la serenidad? La serenidad es una sensación de alegría y satisfacción.


Se la percibe por conseguir un buen sentido de auto valor y buena autoestima así como por un buen nivel de confianza en otros y en el futuro. El estar tranquilo y tener un buen grado de serenidad no significa tener el certificado de garantía de que nuestra vida siempre será sólo buena. Nuestra vida no es como el cuento de la Cenicienta que las niñas leen cientos de veces en una semana, para experimentar todas las emociones de sorpresas desagradables y asegurarse de que la historia acabará bien (porque ya saben cómo termina).

Conseguir la serenidad en la vida
Conseguir la serenidad en la vida

La serenidad y la verdadera vida


Te voy a dar algunas noticias: este mundo no es el de los cuentos de hadas, pero es el planeta tierra. Nuestra vida no es un cuento de hadas, pero cada una de nuestras vidas es una historia única e irrepetible y ninguno de nosotros sabe cómo va a terminar (nadie, nadie en absoluto, eso la hace más emocionante). Al mismo tiempo, como cada uno de nosotros es el protagonista de su propia historia, puede hacer mucho para llegar a estar gusto, con placer y satisfacción. Y es en este lugar donde se encuentra la serenidad personal.

"Para estar tranquilo, es necesario conocer los límites de nuestras posibilidades y amarnos como somos”. Romano Battaglia

Dicho con otras palabras: tú tienes el control de tu vida. Si no puede realizar tu vida exactamente cómo deseas, con todos los detalles exactos (sería un poco loco, ¿no crees?), seguramente puedes implementar en tu propia imagen lo que reflejas. Aquí está el truco: en tu propia imagen para que se refleje: eso es consistente. Esto te permite conseguir la serenidad.

Es propio de niños el creer en cuentos de hadas para pensar en tener una vida "perfecta" que corresponda en cada detalle a lo que imaginamos en nuestra cabeza. El pensar en tener una vida perfecta quita serenidad, te obstaculiza en conseguir la serenidad.

En cambio los adultos tienen que ponerse a trabajar con confianza para conducir sus vidas a través de las oportunidades y los obstáculos del mundo. Así  te conviertes precisamente en el fiel reflejo de tu potencial, tus talentos y tus aspiraciones. Esto te permite vivir con serenidad.

"¡No te conformes con la felicidad, aspira a la paz y a la tranquilidad!”. Aldo Busi

7 pasos para conseguir la serenidad y mantenerla


¿Cómo conseguir esta bendita serenidad? Te voy a dar 7 pasos para conseguir la serenidad, que puedes usar en cualquier momento. Incluso uno sólo de ellos te puede ser suficiente para encontrar más serenidad, de forma muy muy rápida. Puedes elegir con total libertad.

1) Rompe los viejos patrones. ¿Cuáles son los viejos patrones? Por ejemplo un esquema de pensamiento muy poco útil es que para ser felices debemos tener niños y formar una familia. La serenidad tiene más de mil caras diferentes.

2) Céntrate en lo que te gusta: deja de pensar en el pasado, en los errores, en las cosas que no te gustan de tus amigos, en el mundo y en la política. Pon tus pensamientos en lo que te gusta. Y si tus pensamientos están "en movimiento", vuelve otra vez hacia lo que te gusta. Insistir, insistir, insistir. Con calma y paciencia.

3) Enfócate en cómo conseguir lo que te gusta: cada vez que piensas en lo que te gusta hacer o gustaría tener, hazte la pregunta "¿cómo puedo tener más de lo que me gusta?" Deja que esa pregunta vaya vagando libremente en tu mente y en tu corazón. Espera tranquilamente a ver, escuchar, y quedarás gratamente sorprendido por lo que haces y lo que te sucede si maduras.

“El hombre sereno consigue la serenidad para sí mismo y para los demás”. Epicuro

4) Almacena tus errores: esta frase tiene un doble significado. Las mujeres normalmente están obsesionadas por sus propios errores (incluso por aquellos que no cometen, que nunca cometieron y nunca cometerán. A veces se sienten mal incluso cuando lo hacen bien). Si realmente no puedes parar de pensar y no puedes "almacenar" estos pensamientos, ponlos en orden, en un archivo mental que necesite de la "experiencia" y "comparación" en el futuro. Si lo haces bien y con cuidado, este es un trabajo realmente útil.

5) Toma nota mental (y tal vez ponlo por escrito) de los nuevos descubrimientos haces sobre ti mismo y sobre la vida de los demás. Hazlo con regularidad. Encontrarás que tu vida es mucho más emocionante de lo que piensas. Y aprenderás a conseguir la serenidad.

6) Quiere a la gente que te importa, que está interesada en ti y proporciónale estímulos positivos. Romper los lazos antiguos y construir otros nuevos siempre es un reto. Pero si quieres conseguir la serenidad, se convierte en un estimulante desafío que trae  una gran satisfacción.

7) Destaca tus buenas cualidades: te han educado para que seas humilde, a venderte a ti mismo sin destacar y a admitir sólo tus errores. Ahora tienes que acostumbrarte a encontrar todas tus buenas cualidades (puedes encontrar una por día, utilizando dotes de investigación y creatividad) y ponerlos frente a ti. Esto te hace crecer, te conviertes en alguien selectivo (también en cuanto a la elección de las personas con las que tratar) y te lleva a ser alguien muy sereno.

Te puede interesar:
El libro de la serenidad, de Ramiro A. Calle
Serenidad en la vida cotidiana, de Christophe André

¿Y tú, como haces para conseguir la serenidad? Puedes dejas más abajo tus comentarios.


2 comentarios:

  1. El punto 4 de almacenar los errores lo uso desde mis tiempo de universidad. Un profesor decía que de ellos había que aprender y mejor era copiarlos (para no olvidarlos) y contestarles (es decir, como solucionarlo). En medicina (y seguro que el resto de las profesiones humanas) los errores nos enseñan más que lo que nos ofrecieron en cátedra.

    Lo de conseguir lo que me gusta: Es justamente el camino para llegar al éxito, que no está exento de errores.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien se obsesiona en lo errores sin sacar enseñanzas y no avanza. Lo mejor es aprender del error y olvidar el error... si se puede.

      Saludos, Manuel

      Eliminar